Anuncia algo aquí     clearpay     klarna

Cómo cuidar tu corazón

How to Take Care of Your Heart

Cómo cuidar tu corazón

Las rosas son rojas,
Las violetas son azules,
La salud de tu corazón es preciosa
¡Y tú también!

Febrero puede ser el mes del amor, pero también es el Mes del Corazón en el Reino Unido y otros países, ya que más personas crean conciencia sobre la importancia de tener un corazón sano.

La conversación entre la dieta y la salud del corazón es tan antigua que sabemos lo que deberíamos estar haciendo. Vigilando nuestro peso. Vigilar nuestra ingesta total de grasas y mantener bajas las grasas saturadas. Controlar la cantidad de sal que comemos. Comer más alimentos ricos en fibra, como frijoles y avena.

Este es un buen consejo, pero también necesitamos un equilibrio de ácidos grasos.

Un acto de equilibrio

En los primeros días, el consejo médico sobre las grasas dietéticas era básico: las grasas saturadas eran malas y las grasas poliinsaturadas eran buenas.

Pero ahora las cosas son complejas. Esto se debe a la creciente preocupación de que no estamos comiendo el equilibrio correcto de grasas Omega-3 y Omega-6: lo que afecta nuestra salud.1

Es demasiado simple decir que los Omega-3 son buenos y los Omega-6 son malos, ya que ninguno de ellos es intrínsecamente "malo".

Se llaman ácidos grasos "esenciales" porque nuestro cuerpo no puede producirlos, los obtenemos de los alimentos que comemos. En pequeñas cantidades, los ácidos grasos esenciales cumplen funciones importantes en nuestro cuerpo, como apoyar la circulación sanguínea, la visión y la función cerebral2.

El problema es que (generalmente) comemos demasiados Omega-6 y no suficientes Omega-3. La dieta actual está llena de Omega-6: patatas fritas, aderezos para ensaladas, pasteles, bollería, etc. Al mismo tiempo, nos quedamos cortos a la hora de comer alimentos ricos en Omega-3: pescado, verduras, nueces y semillas de lino.

Una de las mejores maneras de obtener más Omega-3 es comer más pescado a la semana para aumentar nuestros niveles saludables de EPA y DHA. Estos ácidos grasos particulares se encuentran en el pescado y pueden ayudar a mantener el funcionamiento normal del sistema cardiovascular.3

Pero muchos no comen suficientes comidas de pescado a la semana. El pescado fresco es excelente, ¡pero el pescado enlatado es fácil y conveniente! Si no te gusta comer pescado, también puedes tomar suplementos de aceite de pescado (pero recuerda: los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustituto de una dieta variada).

Coma para lograr un corazón más saludable

• Coma más frutas, verduras, cereales integrales y legumbres, ya que aportan vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes
• Mantenga bajo control el consumo de grasas saturadas y totales comiendo proteínas saludables bajas en grasas
• Coma grasas no saturadas ácidos de alimentos como pescado, nueces, aguacate y aceite de oliva
• Elija productos lácteos sin grasa o bajos en grasa, pechuga de ave, cortes magros de carne roja y fuentes de proteínas vegetales como frijoles, lentejas y tofu
• Limite grasas añadidas, por ejemplo, reduciendo aderezos, productos para untar, salsas y alimentos fritos
• Evite los alimentos altamente procesados
• Coma más alimentos ricos en fibra (batatas, bayas, ciruelas, brócoli y zanahorias) 4

Cuando se trata de asuntos del corazón, se trata de mucho más que las personas que amamos. Recuerda cuidar más el corazón que más importa: ¡el tuyo!

1 EFSA, EFSA Journal 2011;9(4):2078 2 EFSA, EFSA Journal 2010;8(10):1796 y EFSA, EFSA Journal 2011;9(4):20783 EFSA, EFSA Journal 2011;9( 4):2078, EFSA, EFSA Journal 2010;8(10):1796, EFSA, EFSA Journal 2011;9(4):2078 4 EFSA, EFSA Journal 2009;7(9):1254, EFSA, EFSA Journal 2011; 9(6):2207